Repaso Espaciado ¿la panacea para aprender idiomas?

Cada vez más, aparecen apps y páginas que prometen que, con su avanzada tecnología, inteligencia artificial y nuevos avances científicos en cognición y aprendizaje de vocabulario, vamos a aprender un idioma rápidamente y sin esfuerzo, pero eso sí, pagando su cuota. Nos prometen un sistema mágico, la Spaced Repetition (en castellano Repaso Espaciado o Repetición Espaciada).
Spaced Repetition Forgetting Curve

¿Es un sistema mágico ultra futurista? 

No, aunque su implementación informática y en apps de aprendizaje para smartphones es obviamente moderna, el sistema de repaso espaciado lo propuso C. A. Mace en 1932 y se ha ido estudiando y desarrollando a lo largo de ya casi un siglo.

¿Ayuda a la memorización? 

Sí, se ha demostrado que ayuda a la memorización a largo plazo

¿Es la clave del aprendizaje que va a dejar sin trabajo a todas las escuelas de idiomas? 

No, aprender un idioma es mucho más que memorizar vocabulario y expresiones. 

¿Puede ser útil para aprender idiomas? 

Sí, usado de forma efectiva y en combinación con muchas otras cosas, no solo puede ayudar a memorizar y aprender vocabulario y expresiones, sino que también puede ser una fuente de motivación más o menos importante para algunas personas. Al final de este post encontrarás una lista de apps para incorporar el repaso espaciado a tu aprendizaje.

Veámoslo.

Tabla de contenidos

¿Qué es el repaso espaciado?

Está demostrado que repasar contenidos a intervalos cada vez más largos entre repaso y repaso mejora la retención a largo plazo de esos contenidos. El sistema de Repaso Espaciado se basa en esto (1)(2). Debido a que existen varias traducciones del concepto, en este post voy a usar indistintamente repaso espaciado, repetición espaciada y spaced repetition.

La idea es sencilla: memorizar vocabulario a base de repetirlo, preguntándote más a menudo las palabras que fallas y preguntándote cada vez menos las que aciertas, siempre justo antes de que las olvides. 

Aunque hay estudios que sugieren diferentes patrones de augmento del tiempo de espera para mejorar la retención, la idea de base es siempre la misma. Vaya, el clásico sistema de las tarjetitas (o flashcards), pero mejorado y con base científica. 

¿La diferencia principal? Como es difícil gestionar los tiempos de repaso de cada palabra de forma manual debido a que el repaso espaciado funciona con algoritmos algo complejos, existen bastantes programas y aplicaciones para practicar con nuestro ordenador o smartphone.

Uso básico del repaso espaciado

Pongamos que queremos memorizar una típica lista de verbos irregulares como esta.

Una técnica de memorización clásica consiste en hacernos unas tarjetitas, flashcards, con el verbo en un lado y su traducción o su forma irregular en el otro. Entonces, leemos cada uno de los verbos e intentamos traducirlos, o decir el pasado o el participio del verbo, o mejor aún, usarlos en un contexto. Entonces leemos el otro lado de la tarjeta  para comprobar si hemos acertado. 

Podemos mejorar el sistema si vamos descartando las tarjetas que acertemos, pero nos guardamos las que fallemos al final del montón de tarjetas, para volverlas a intentar más tarde. Y aún podemos mejorarlo más usando el repaso espaciado.

Existen apps que nos ayudarán muchísimo a usar el sistema de repaso espaciado. Aún así, a modo de ejemplo, si quisiéramos usar el repaso espaciado de forma manual, lo que no os lo recomiendo para nada, la cosa iría así.

 

Un ejemplo manual:

Para hacerlo fácil, vamos a suponer que nuestro plan es estudiar este vocabulario cada día y duplicar el tiempo de espera cada vez que recordemos correctamente una palabra.  Con la repetición espaciada, repasaremos diariamente las palabras que fallemos, e iremos espaciando cada vez más las palabras que acertemos. Si fallamos una palabra, nos la volveremos a preguntar al día siguiente, hasta que acertemos. Si acertamos, vamos a dejar cada vez más tiempo hasta volverla a repasar. En este ejemplo, si acertamos una vez, repasaremos esa palabra al cabo de dos días. Si volvemos a acertar, no la repasaremos hasta el cabo de cuatro días, y así sucesivamente, duplicando, ocho días, dieciséis días, treinta y dos días, etc. Si fallamos, volvemos a empezar la serie solo para esa palabra. Para simplificar, en este ejemplo hemos duplicado los tiempos en cada repetición, pero existen estudios que proponen patrones de repetición muchísimo más complejos. Por suerte, tenemos ayuda informática para eso.

En este ejemplo, podríamos tener una tabla como esta para llevar el seguimiento.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

 

 

Ítem 1

Ítem 2

Ítem 3

Ítem 4

Ítem 5

Ítem 6

Ítem 7

Día 1

Acierto

Acierto

Fallo

Fallo

Acierto

Fallo

Acierto

Día 2

  

Fallo

Acierto

 

Fallo

 

Día 3

Acierto

Fallo

Fallo

 

Acierto

Fallo

Acierto

Día 4

 

Acierto

Acierto

Acierto

 

Fallo

 

Día 5

     

Fallo

 

Día 6

 

Acierto

Acierto

  

Fallo

 

Día 7

Acierto

 

Fallo

 

Fallo

Fallo

Acierto

Día 8

  

Acierto

Fallo

Fallo

Fallo

 

Día 9

   

Acierto

Fallo

Acierto

 

Día 10

 

Acierto

Acierto

 

Acierto

  

Día 11

   

Fallo

 

Acierto

 

Día 12

   

Acierto

Acierto

  

Día 13

       

Día 14

  

Acierto

Acierto

   

Día 15

Acierto

    

Acierto

Fallo

Día 16

    

Acierto

 

Acierto

Día 17

       

Día 18

 

Fallo

 

Fallo

  

Fallo

Día 19

 

Acierto

 

Acierto

  

Acierto

Como se ve en la tabla, por muy cognitivamente efectivo que sea este sistema para la memorización a largo plazo, no es nada cómodo ni motivador de seguir sin la ayuda de una app que nos lleve el seguimiento y nos permita despreocuparnos de tablas como esta.

Más abajo encontrarás varias apps para hacer repaso espaciado.

¿Funciona el repaso espaciado?

Hay estudios que demuestran que el repaso espaciado es efectivo en la memorización de vocabulario para el aprendizaje de idiomas (3)(4)(5). Nos confirman que hacer ejercicios de repaso es más efectivo que la simple relectura de listas de vocabulario (1)(6), y que repasar contenidos a intervalos cada vez más largos entre repaso y repaso mejora aún más la retención a largo plazo de ese contenido (1)(2)

Aún así, aunque el repaso espaciado pueda ser una buena herramienta para la memorización, no sustituye el resto de factores imprescindibles en el aprendizaje de idiomas. Aunque te aprendas listas infinitas de vocabulario (Dios qué aburrimiento), recuerda que sin contexto y, muy especialmente, sin experiencias de comunicación, va a ser muy difícil que aprendas realmente a hablar un idioma.

Entonces, ¿Hay que estudiar vocabulario?

Hay muchos estilos y tradiciones alrededor del estudio del vocabulario. Y si bien es cierto que muchos profesores de idiomas no se centran en ello, sabemos que la falta de vocabulario crea muchos más problemas, errores y frustraciones en los usuarios de segundas lenguas que, por ejemplo, la falta de gramática (7)(8)(9)(10).

¡Aquí está la clave! Aprender un idioma, a cualquier edad, requiere mucho tiempo y dedicación. Especialmente en adultos, hay una gran correlación entre la motivación por aprender, el uso efectivo de técnicas de aprendizaje y el éxito al aprender un idioma (11)(12)(13).

Vaya, si me motivo, tiendo a practicar más, a buscar nuevas estrategias, a usar más el idioma en situaciones y modalidades distintas. Y al revés, usar el idioma de forma efectiva, y tener diversidad de estrategias para practicar va a motivarme. Es un proceso bidireccional.

Sabemos también que centrarnos en nuestro esfuerzo, en nuestro crecimiento, nos ayuda a sentirnos realizados (14). Así, usar métodos de estudio con objetivos cuantificables a corto plazo (por ejemplo, cuántas palabras nuevas he aprendido en un mes) puede ser una fuente importante de motivación. Eso sí, estos métodos tienen que ser efectivos (15). Del mismo modo que sabemos que aprenderse una lista de carrerilla (vaya, empollar) no es útil a largo plazo (16), sí tenemos métodos de memorización que facilitan la retención a largo plazo, como el repaso espaciado.

Esto es más importante de lo que parece, pues la frustración es uno de los mayores predictores de fracaso al aprender un idioma. Y hay muchas situaciones que generan frustración.

Si se tiene la creencia de que hay quien tiene un don para las lenguas y quien no, se puede achacar una dificultad momentánea al “esto no es lo mío” en lugar de a una falta de práctica o a técnicas de aprendizaje poco efectivas (11)(17)(18)(19)(20)(21).

De forma similar, es posible ir a clase, hacer bien deberes, aprobar exámenes, y aún así tener la sensación de que no se sabe usar el idioma por falta de técnicas de aprendizaje efectivas (17)(21)(22).

En adultos, la dificultad de entender y producir sonidos diferentes de los de nuestras lenguas maternas puede ser también una fuente de frustración (23)(24)(25).

Por ende, tener estrategias motivadoras es de vital importancia para conseguir nuestro objetivo. 

En conclusión, más allá del vocabulario que podamos aprender y retener a largo plazo con el sistema de repetición espaciada, éste sistema nos puede dar pequeños objetivos fácilmente cuantificables, que a su vez nos pueden dar pequeñas dosis de autosatisfacción y motivación para seguir practicando y aprendiendo con esta y otras técnicas.

Cómo usar la repetición espaciada de forma efectiva

La spaced repetition no debería ser la parte central de tu aprendizaje. Blanco y en botella, sospecha (mucho) de toda app que se anuncie prometiendo que vas a aprender un idioma con su sistema ultra científico-neurológico de última generación para aprender vocabulario. 

Sí puede ser un muy buen complemento para acelerar la memorización de vocabulario y trabajar su adquisición a largo plazo. Puede serte especialmente útil si decides estudiar un idioma que utilice un sistema de escritura diferente al tuyo, como el cirílico (para lenguas eslavas, balcánicas, etc.), coreano, japonés, hindi, árabe, etc.  Para el resto, recuerda que lo que hará que realmente recuerdes y aprendas el vocabulario será su uso. Leerlo, escucharlo, decirlo y escribirlo en contextos donde necesites comunicarte. Para aprender de verdad una segunda lengua vas a necesitar tiempo, práctica y estudio, y conectar con lo que aprendes (26)(27).

Para aprovechar los beneficios del repaso espaciado, primero bájate algunas apps y decide cuál te es más cómoda de usar (encuentra una lista de apps recomendadas más abajo). No, no te recomiendo que lo intentes a mano, con tarjetitas y tablas de seguimiento. Es un peñazo.

Ahora, construye tu lista de repaso vocabulario a partir de estímulos reales: las palabras que no entendías al leer un libro o ver una serie, la expresión que te costó de encontrar cuando escribías un email, etc. Haz que tu lista de repaso de vocabulario sea relevante para ti. Será la versión moderna, científicamente optimizada y smart de la clásica libreta de vocabulario. Solo así, la práctica va a resultar de verdad en aprendizajes significativos, duraderos y motivadores. Por lo contrario, si te dedicas a memorizar vocabulario inconexo, sin más, corres el riesgo de estar perdiendo (bastante) el tiempo. Puedes convertirte en un máster del Scrabble, pero no podrás comunicarte.

Cuando usar el repaso espaciado

Hemos visto que el repaso espaciado puede ser útil no solo para la memorización si no que también puede serlo para la motivación. Pero, en qué situaciones puede serte útil usar la repetición espaciada?

  • Empezar de cero: al principio sabrás tan poco vocabulario, que se te hará casi imposible participar de situaciones comunicativas. El repaso espaciado puede ser un buen aliado para memorizar vocabulario para llegar a un mínimo crítico que te permita hacer más cosas. Aun así, recuerda que una de las claves de la adquisición es maximizar el input comprensible. desde el principio. No vas a aprender de forma efectiva si solo te centras en la memorización pura y dura, con el riesgo de desmotivación que ello conlleva.
 
  • Prepararte para tareas específicas: si vas a tener que desempeñar una tarea específica en tu trabajo, la repetición espaciada puede venirte bien para memorizar rápidamente el vocabulario específico que vayas a necesitar para esa tarea en concreto. 
 
  • Preparar exámenes y certificados: los exámenes oficiales y certificados a menudo te pedirán que sigas formatos textuales preestablecidos, para los que vas a usar mogollón de expresiones formulaicas. Usa la repetición espaciada para recordar qué significan y cuándo usarlas, dependiendo del tipo de texto y nivel de formalidad.
 
Esto son sólo 3 ejemplos, pero todos comparten 3 cosas: listas limitadas de vocabulario y expresiones, un objetivo muy claro, y que son sólo una parte del aprendizaje.

Apps para repaso espaciado

Anki

Anki es una de las plataformas de Repetición Espaciada más populares, debido a su flexibilidad, muy usada en los estudios científicos relacionadas con el tema. Funciona en todas las plataformas: Windows, Mac, Linux, iOS, Android (es open source), y también desde cualquier navegador. Además, nuestro progreso se sincroniza entre todas las plataformas que usemos a través de la web. Aunque la app para iOS es de pago (27,99€), el resto de opciones son gratuitas. Si usas un dispositivo iOS pero no puedes permitirte la app (?), siempre puedes acceder a la versión web con el navegador.

Una de las grandes ventajas de Anki es la cantidad de formatos de contenido que podemos poner en nuestras tarjetas, desde texto plano o enriquecido, a audio, video o fórmulas científicas. Otro punto fuerte es su gran flexibilidad. Podemos crear packs de más de 100.000 términos, modificar la visualización de las tarjetas, ajustar los patrones de repetición y hasta compartir packs de tarjetas con otros usuarios y usar los packs disponibles que otra gente haya creado.

Anki no es la app más bonita, la que tiene más animaciones ni la más plug-and-play de las opciones. Pero sí es una de las más completas por lo que respecta a la personalización, especialmente si navegamos por la inmensa biblioteca de mazos de tarjetas creados por los usuarios y las adaptamos a nuestras necesidades. Si vas en serio con el repaso espaciado, y no te molesta que la app no sea muy bonita, seguramente Anki sea tu mejor opción.

 

SuperMemo

SuperMemo es un portal de aprendizaje de idiomas (y otras materias) que basa su método en el repaso espaciado. Ha desarrollado su propio algoritmo, usado también en Anki. Por 9,90€ al mes, tendrás acceso a todos los cursos creados por SuperMemo y podrás crear tus propios mazos de tarjetas. Puedes crear un usuario de forma gratuita, pero tendrás un acceso muy limitado a los contenidos de SuperMemo y tendrás límites de contenido en los mazos de tarjetas (cursos) que crees. 

 

Quizlet

Quizlet es una plataforma de flashcards muy conocida. Aunque antes usaban el sistema Quizlet Learn, sin repetición espaciada, hace un tiempo incorporaron su sistema Long-Term Learning basado en un algoritmo de repetición espaciada parecido al de SuperMemo o Anki.

Quizlet ofrece muchas opciones para estudiantes y profesores, así como divertidos juegos para hacer el repaso un poco más interesante. ¿Qué tal una partida del clásico Asteroids? Además de tarjetas, Quizlet nos permite crear diagramas y esquemas, como complemento.

 

Memrise

Memrise es un portal gratuito de aprendizaje multiplataforma (apps y web) con cursos de todo tipo, basados en el repaso espaciado. Aunque no ofrece la posibilidad de crear tus propios mazos de palabras, los cursos (mazos de tarjetas) están bien organizados para su uso puntual. 

De Memrise, me gusta bastante la comodidad de uso y la honestidad con la que presentan su plataforma. Además, ofrece una posibilidad muy curiosa de crear grupos de aprendizaje con quien compartir nuestro progreso. Todo el mundo sabe que un poco de competición sana puede ser muy motivadora.

 

 

Duolingo

Esta archiconocida app de aprendizaje de idiomas también usa el sistema de repaso espaciado para optimizar la memorización de vocabulario. En este caso, sólo podrás seguir los cursos creados por Duolingo, por lo que no tendrás ningún control sobre qué aprendes, más allá de navegar por las distintas secciones del curso. El sistema de aprendizaje de duolingo se basa estrictamente en la traducción, combinando modo escrito y oral. 

Me gusta de Duolingo, el sistema de reconocimiento de voz para hablarle a aplicación y poder practicar pronunciación y entonación. También me gusta su sección para escuelas donde permite crear clases y seguir el progreso de todos los alumnos. 

No me gusta de Duolingo, el nivel muy elemental de todos los cursos, la falta de contexto en el vocabulario que memorizamos y que, como muchas aplicaciones, promete un poco más de lo que da. Enseguida tendrás la sensación de avanzar poco y de repetirte.

Duolingo es una aplicación muy fácil de usar, bonita, y con un sistema gamificado de notificaciones que puede ayudar a motivarte para practicar. Si vas a usar Duolingo para empezar a aprender un idioma, que sea para empezar casi de cero (nivel muy básico) y siempre como complemento de actividad comunicativa. 

 

Tiny Cards by Duolingo

Duolingo también ha creado Tiny Cards, una app con el mismo aspecto que Duolingo para que podamos crear nuestras propias tarjetas de estudio. 

 

 

FluentU

FuentU es un portal de aprendizaje de idiomas automatizado que basa los ejercicios en imágenes y videos reales. FluentU puede ser útil especialmente en niveles no muy altos. Tiene mucha variedad de contenidos y modos de uso que no voy a repasar aquí. 

Por lo que respecta al repaso espaciado, FluentU lo incluye en su sección Ready for Review para recuperar contenido que hayas visto en alguno de sus materiales. FluentU es un sistema de pago, 30$ al mes, 20$ si pagamos un año entero, con un periodo de prueba de 14 días.

 

Glossika

Glossika es un completo portal de aprendizaje que promete contenido personalizado basado en tu nivel e intereses. A diferencia de otros cursos automatizados, como Duolingo, Glossika promete trabajar el contenido en contexto, intentando emular mejor un sistema de aprendizaje comunicativo con la inteligencia artificial de su plataforma. Por 30$ al mes, 24,99$ si pagamos un año entero, Glossika nos promete conseguir fluidez, vocabulario y gramática practicando con su IA y optimizando el repaso con la repetición espaciada. 

Tengo que decir que aún no he podido probar Glossika a fondo. Si queréis daros una vuelta de forma gratuita, no sólo ofrecen una semana gratis, si no que puedes cursar algunas lenguas de forma gratuita, como el catalán, gaélico (escocés), hakka (chino), kurdo, manx, hokkien taiwanés, galés, y wu (chino).

Otras apps populares:

 

Otras apps para gestionar el repaso espaciado. Te mandarán recordatorios de que practiques algo, sin tener que hacer tarjetas. Úsalos para aprender repertorio musical u otros temarios con ítems menos discretos que no puedas sintetizar en una tarjetita de estudio.

Gran parte de este artículo ha sido posible gracias a la investigación de Aroline Hanson y Christina Brown en su artículo de 2019 Enhancing L2 learning through a mobile assisted spaced-repetition tool: an effective but bitter pill?  (28)

Referencias

1. Roediger, H. L., & Butler, A. C. (2011). The critical role of retrieval practice in longterm retention. Trends in Cognitive Sciences, 15(1), 20–27.

2. Roediger, H. L., & Butler, A. C. (2011). The critical role of retrieval practice in longterm retention. Trends in Cognitive Sciences, 15(1), 20–27.

3. Bahrick, H. P., Bahrick, L. E., Bahrick, A. S., & Bahrick, P. E. (1993). Maintenance of foreign language vocabulary and the spacing effect. Psychological Science, 4(5), 316–321. doi:10.1111/j.1467-9280.1993.tb00571.x

4. Bloom, K. C., & Shuell, T. J. (1981). Effects of massed and distributed practice on the learning and retention of second-language vocabulary. Journal of Educational Research, 74(4), 245–248. doi:10.1080/00220671.1981.10885317

5. Ellis, N. C. (1995). The Psychology of Foreign Language Vocabulary Acquisition: Implications for CALL. International Journal on. Computer-Assisted Language Learning (CALL), 8(2-3), 103–128. doi:10.1080/0958822940080202

6. Roediger, H. L., & Karpicke, J. D. (2006). Test-enhanced learning: Taking memory tests improves long-term retention. Psychological Science, 17(3), 249–255. doi:10.1111/ j.1467-9280.2006.01693.x

7. Leki, I., & Carson, J. (1994). Students’ perceptions of EAP writing instruction and writing needs across the disciplines. TESOL Quarterly, 28(1), 81–101. doi:10.2307/3587199

8. Meara, P. (1980). Vocabulary acquisition: A neglected aspect of language learning. Language Teaching and Teaching, 13, 221–246. doi:10.1017/S0261444800008879

9. Meara, P. (1984). The study of lexis in interlanguage. In A. Davies, C. Criper, & A. P. R. Howatt (Eds.), Interlanguage (pp. 225–235). Edinburgh, UK: Edinburgh University Press

10. Zimmerman, C. B. (1997). Historical trends in second language vocabulary instruction. In J. Coady & T. Huckin (Eds.), Second language vocabulary acquisition: A rationale for pedagogy (pp. 5–19). Cambridge, UK: Cambridge University Press.

11. Dornyei, Z. (2005). € The psychology of the language learner: Individual differences in second language acquisition. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum.

12. Magogwe, J. M., & Oliver, R. (2007). The relationship between language learning strategies, proficiency, age and self-efficacy beliefs: A study of language learners in Botswana. System, 35(3), 338–352. doi:10.1016/j.system.2007.01.003

13. Oxford, R., & Nyikos, M. (1989). Variables affecting choices of language learning strategies by university students. The Modern Language Journal, 73(3), 291–300. doi: 10.1111/j.1540-4781.1989.tb06367.x

14. Yeager, D. S., Paunesku, D., Walton, G. M., & Dweck, C. S. (2013). How can we instill productive mindsets at scale? A review of the evidence and an initial R&D agenda. A White Paper prepared for the White House meeting on Excellence in Education: The Importance of Academic Mindsets. Retrieved from https://labs.la.utexas.edu/adrg/files/ 2013/12/Yeager-et-al-RD-agenda-6-10-131.pdf

15. Dweck, C. S. (2015). Growth mindset, revisited. Education Week, 35, 20–24

16. Kornell, N. (2009). Optimising learning using flashcards: Spacing is more effective than cramming. Applied Cognitive Psychology, 23(9), 1297–1317. doi:10.1002/acp.1537

17. Graham, S. J. (2004). Giving up on modern foreign languages? Students’ perceptions of learning French. The Modern Language Journal, 88(2), 171–191. doi:10.1111/j.0026- 7902.2004.00224.x

18. Horwitz, E. K. (1988). The beliefs about language learning of beginning university foreign language students. The Modern Language Journal, 72(3), 283–294. doi:10.1111/ j.1540-4781.1988.tb04190.x 

19. Horwitz, E. K. (1999). Cultural and situational influences on foreign language learners’ beliefs about language learning: a review of BALLI studies. System, 27(4), 557–579. doi:10.1016/S0346-251X(99)00050-0

20. Hsieh, P. P., & Schaller, D. L. (2008). Implications from self-efficacy and attribution theories for an understanding of undergraduate motivation in a foreign language course. Contemporary Educational Psychology, 33(4), 513–532. doi:10.1016/j.cedpsych.2008.01.003

21. Mercer, S., & Ryan, S. (2010). A mindset for EFL: Learners’ beliefs about the role of natural talent. ELT Journal, 64(4), 436–444. doi:10.1093/elt/ccp083

22. Lasagabaster, D., Doiz, A., & Sierra, J. M. (2014). Introduction. In D. Lasagabaster, A. Doiz, & J. M. Sierra (eds.), Motivation and foreign language learning: From theory to practice. Amsterdam, The Netherlands: John Benjamins Publishing Company

23. Flege, J., Bohn, O. S., & Jang, S. (1997). The effect of experience on nonnative subjects’ production and perception of English vowels. Journal of Phonetics, 25(4), 437–470. doi:10.1006/jpho.1997.0052

24. Wang, L., & Liu, H. (2013). Syntactic variation in Chinese-English code-switching. Lingua, 123, 58–173

25. Werker, J. F. (1989). Becoming a native listener. American Scientist, 77, 54–59

26. Ortega, L. (2009). Understanding second language acquisition. New York, NY: Routledge.

27. Seliger, H. W. (1977). Does practice make perfect?: A study of interaction patterns and L2 competence. Language Learning, 27(2), 263–278. doi:10.1111/j.1467-1770.1977. tb00122.x

28. Hanson, Aroline & Brown, Christina. (2019). Enhancing L2 learning through a mobile assisted spaced-repetition tool: an effective but bitter pill?. Computer Assisted Language Learning. 1-23. 10.1080/09588221.2018.1552975.

¿Conoces tu nivel de inglés?

Adelante

Haz el test y descúbrelo. Te llevará solo 5 minutos.
¡Vamos!

Servicios

Prepárate para tu nuevo puesto de trabajo,  para obtener un certificado de nivel, para ir a vivir al extranjero, para preparar una prueba de acceso o una entrevista, y para lo que necesites.

Descubre todos los servicios

Language Coach consiste en un acompañamiento lingüístico total para quienes quieran incorporar el aprendizaje del inglés a su día a día, maximizando los resultados de tu dedicación de tiempo y esfuerzo.

Descubre todos los servicios

Únete a un grupo reducido de personas como tú, motivadas a tomar las riendas de su progreso y que valoran el tiempo que dedican a todo lo que hacen.

Descubre todos los servicios

Compártelo

Comparte en facebook
Comparte en twitter
Comparte en linkedin
Comparte en email
Comparte en whatsapp

Conecta con Take it English

No te pierdas ningún post

take it english tom

Welcome!

Soy Tom, coach lingüístico y profesor de inglés desde hace 15 años.

Aprender un idioma es un proceso apasionante, y cada mejora una razón para la autorrealización y el crecimiento personal. Con Take it English, quiero contribuir a un aprendizaje proactivo, independiente y motivador.

Toma las riendas, disfruta, y Take it English.

También te puede interesar

Intercambios de idiomas

Cómo encontrar intercambios de idiomas

Hay muchas formas de encontrar personas fantásticas con quien practicar idiomas. Cuál sea mejor para ti dependerá del tiempo que quieras o puedas dedicar a buscar, las ganas que tengas de usar nuevas tecnologías o desempolvar tus habilidades sociales, y de tus preferencias en general.

En este post, vamos a conocer páginas y aplicaciones para intercambios lingüísticos, también dónde encontrar intercambios en nuestra ciudad y, finalmente, veremos cómo encontrar comunidades angloparlantes en general para practicar el inglés sin la necesidad de enseñar nosotros algún otro idioma.

Sigue leyendo
leer en inglés

7 razones para leer series de libros en inglés

La exposición a un idioma es clave en la adquisición, tanto para nuestra lengua materna cómo para segundas lenguas. Y sí, leer textos difíciles (de los que esperamos aprender algo) a veces puede resultar cansado, desmotivador y hasta tedioso. Pero no sufráis, ¡hay formas de darle la vuelta a la lectura en inglés! Hoy os traigo 7 razones para leer series de libros, y algunas recomendaciones al final.

Sigue leyendo
The CW - Content not available message

¿Cómo puedo ver contenido de otros países?

Sí, ver pelis y series en versión original es genial para aprender. Pero a veces hay videos, series y películas que están bloqueados en nuestro país.

Así que me pregunté, ¿cómo puedo ver contenido de otros países? Aunque no soy un experto techie, hice un poco de búsqueda para ayudar con este problema. Aquí van algunas soluciones y trucos para sacarle todo el partido a las plataformas de streaming.

Sigue leyendo
series para aprender inglés

Series para aprender inglés según tu nivel

Siempre nos han dicho que ver videos, pelis y series en inglés es muy bueno para aprender. Pero ¿es eso verdad? ¿Por qué? ¿Qué es mejor ver, pelis o series? ¿Qué series son mejores para mi nivel? ¿Qué hago con los subtítulos?

A nuestro cerebro le flipa la repetición de patrones, reconocer cosas, conectarlas. En este artículo vamos a ver por qué ver series puede convertirse en una herramienta especialmente eficaz para aprender inglés y cómo sacarles mucho más partido.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *